¿Qué son los ajustes razonables?

accesibilidad

 

Es muy posible que a muchos de nosotros no nos diga gran cosa la expresión "ajustes razonables", pero se trata de un concepto que, gracias a su reciente inclusión en la normativa de rehabilitación de edificios, va a facilitar la realización de numerosas obras de mejora de la accesibilidad a los mismos.

 

La legislación nacional e internacional, tomando conciencia de la discriminación que sufren las personas con discapacidad y reconociendo que la accesibilidad al entorno es esencial para garantizar la igualdad de oportunidades, ha introducido en los últimos años la idea de los ajustes razonables en materia de accesibilidad universal.

 

La Convención de la Organización de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (Nueva York, 2006) define los ajustes razonables como aquellas modificaciones y adaptaciones necesarias que no impongan una carga desproporcionada o indebida para garantizar a las personas con discapacidad, el goce o ejercicio, en igualdad de condiciones que los demás, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales.

 

Aplicando este concepto a la rehabilitación de edificios, la legislación española precisa cómo determinar si una carga es desproporcionada o no: la ley 8/2013 de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas indica que para establecer la susceptibilidad de realizar ajustes razonables para satisfacer las condiciones básicas de accesibilidad a un edificio, se habrán de tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Los costes de la medida
  • Los efectos discriminatorios que su no adopción podría representar
  • Las características de la persona o entidad que ha de ponerla en práctica
  • La posibilidad de obtener financiación o cualquier otra ayuda.

En concreto, para los edificios sujetos al régimen de propiedad horizontal, se considera que los costes de las obras de adaptación son desproporcionados si al repercutirlos anualmente (descontando las posibles ayudas públicas), exceden de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes. Cumpliendo dicha condición, las obras y actuaciones que resulten necesarias para garantizar los ajustes razonables en materia de accesibilidad universal, tendrán carácter obligatorio y no requerirán de acuerdo previo de la Junta de propietarios.
logo

 

En la mencionada Ley 8/2013 se regula el nuevo Informe de Evaluación de Edificio que viene a sustituir a la conocida ITE y que deberá incluir, entre otros extremos, la evaluación de las condiciones de accesibilidad universal, estableciendo si el edificio es susceptible o no de realizar ajustes razonables para satisfacerlas. En caso de que existan deficiencias en la accesibilidad del edificio y el técnico redactor del informe haya certificado la viabilidad de los ajustes razonables para solucionarlas, el Ayuntamiento instará a la realización de las obras.


Los ajustes razonables son medidas que adaptan el entorno a las necesidades específicas de las personas y que se adoptan cuando falla el diseño para todos. Las soluciones aplicables frente a un mismo problema de accesibilidad son, en muchas ocasiones, variadas y de muy distinto coste. Contar con el apoyo de un técnico con experiencia y la formación adecuada es esencial para garantizar que se cumple con la ley con el presupuesto más ajustado posible. No dude en consultar con nosotros: somos especialistas en accesibilidad.